Colillas de cigarro son un peligroso y subestimado residuo

El 31 de mayo de cada año se celebra a nivel internacional el Día Mundial Sin Tabaco, este año, bajo el tema «El tabaco es una amenaza para nuestro medio ambiente» se pretende sensibilizar y concientizar sobre el impacto ambiental del tabaco a lo largo de todo su ciclo de producción; así también invita a dejar el tabaco como una forma de contribuir a la protección del medio ambiente.

Esta celebración anual es de gran importancia para el control del tabaco ya que constituye una plataforma para concientizar al público sobre los peligros que supone el consumo de tabaco.

Impacto ambiental ocasionado por el tabaco. Desde el cultivo hasta su disposición final el tabaco está asociado con daños ambientales como la deforestación, la pérdida de biodiversidad, contaminación de fuentes de agua, incendios forestales, contaminación del aire y la generación de residuos sólidos y químicos.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OMS) alrededor de 600.000.000 árboles son cortados para la fabricación de cigarrillos y más de 84.000.000 toneladas métricas de CO2 emitidas a la atmósfera que aumentan la temperatura del planeta.

De acuerdo con datos del Observatorio de Vigilancia de Estrategias e intervenciones en Salud para el Cumplimiento de la Ley 9028 (OVEIS), Costa Rica ha presentado una disminución significativa tanto en el número de hectáreas dedicadas al cultivo de tabaco como en la cantidad de toneladas métricas de tabaco producidas.

A partir de estos datos, se considera que en Costa Rica se debe centrar la atención del impacto ambiental generado por el ciclo del tabaco, en las etapas de consumo y post consumo, puesto que son las que generan mayores niveles de contaminación.

Colillas de cigarro, un peligroso y subestimado residuo. Las colillas de cigarro son de los residuos más comunes recolectados en playas, calles, aceras, lugares públicos y son una de las principales causas de contaminación de los suelos y los ecosistemas marinos.

Desafortunadamente alrededor de un 75% de los fumadores tiran las colillas de cigarro al suelo, incluso en lugares públicos, de acuerdo con la OMS hasta dos tercios de cada cigarrillo fumado termina desechado en el suelo, una sola colilla de cigarro puede contaminar hasta 50 litros de agua potable.

Campaña de recolección simultanea de colillas de cigarro en todo el país. El pasado sábado 28 de mayo en el marco de la celebración del «Dia Mundial Sin Tabaco», el Ministerio de Salud, la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Costa Rica y la Fundación ONE SEA impulsaron una campaña de recolección masiva de colillas de cigarro en todo el país.

A esta actividad se sumaron otras 12 organizaciones comprometidas con el tema ambiental entre ellas municipalidades, Cruz Roja Juventud, y grupos ambientalistas de diferentes partes del país. Esta actividad se desarrolló en 9 puntos del país, incluyendo zonas urbanas: Curridabat , San José, Desamparados, Ciudad Quesada y playa Tamarindo, Hermosa, Junquillal, El Carmen y Herradura.

El objetivo de la campaña fue sensibilizar a la población sobre el impacto ambiental ocasionado por las colillas de cigarro y promover la adecuada disposición y manejo de estos residuos.

Tras la actividad de recolección, se evidenció que en las playas y parques se da un consumo de tabaco; por lo que se insta a la población a realizar acciones de vigilancia y denuncia para la reapropiación de espacios 100% libres del humo de tabaco y vapeo como lo son playas, parques y otros sitios turísticos y de recreación, y un llamado a los consumidores a respetar estos ambientes.

Deja una respuesta