Walmart acelera el paso para ser una empresa regenerativa de Costa Rica

Walmart trabaja con planes contundentes para liderar como empresa regenerativa en Costa Rica, por lo cual desarrolla una agenda que trasciende la preservación del planeta en procura de restaurar, renovar y reponer los recursos naturales y en pro de las comunidades donde opera.

Su estrategia de regeneratividad está basada en 4 pilares fundamentales: cambio climático, naturaleza, desechos y comunidad. En cada pilar, Walmart desarrolla acciones concretas como el uso de energía limpia y renovable, avanzar en el suministro de materias primas 100% sostenibles para los productos de sus marcas privadas, reciclaje y el apoyo a sus proveedores pymes.

«Queremos ser la punta de lanza para transformar la industria del Retail y toda la cadena de valor hacía la regeneratividad, alentando a otros a seguir nuestro ejemplo. Hablamos de un cambio en todos los procesos de los productos, desde su manufactura hasta su llegada a los hogares de los clientes, para que en ese camino se proteja, restaure y renueve el medio ambiente», explicó Aquileo Sánchez, director de Asuntos Corporativos de Walmart para Centroamérica, justo cuando estamos a días de celebrar el Día Mundial del Medio ambiente.

Cambio Climático. El uso eficiente de la energía y el agua es primordial para lograr convertirse en una empresa regenerativa. El 100% de los supermercados, plantas y centros de distribución de Walmart cuentan con sistemas de iluminación de alta eficiencia con tecnología LED y sin presencia de mercurio, sistemas de ventilación y aire acondicionado optimizados, sistemas de refrigeración de alta eficiencia y accesorios sanitarios que optimizan el consumo de agua.

Desde 2021, se inició el proceso de transición de los sistemas de refrigeración de los supermercados a refrigerantes de bajo impacto en emisiones de gases de efecto invernadero. Además, las plantas y centros de distribución operan con refrigerantes de amoniaco, los cuales no generan emisiones.

El suministro eléctrico a sus instalaciones con fuentes de energía renovable es otra de las acciones de la compañía. Los techos de 24 supermercados y una planta producen más de 6,3 millones de kWh anuales a través de la captación de energía solar. Esa producción de energía equivale al consumo anual de 1.877 hogares costarricenses. Los supermercados Walmart, Masxmenos, Maxi Palí y Palí con sistemas de paneles solares son capaces de generar entre el 30% y el 50% de su consumo energético, evitando la liberación a la atmósfera de 46.077 kilogramos de gases de efecto invernadero anualmente.

Para lo que resta del 2022, la compañía pondrá en marcha proyectos fotovoltaicos en 29 supermercados y en dos centros de distribución, ubicados en el Coyol, de Alajuela, y en Coris, de Cartago. Con estos nuevos sistemas, su capacidad de producción de energía renovable aumentará a más de 12 millones de kWh anuales.

La compañía también ha apostado por la movilidad con vehículos eléctricos. Walmart adquirió sus primeras unidades 100% eléctrica en el 2020. Y para este 2022, la empresa añadirá 22 unidades más para sumar un total de 47 vehículos movilizados por electricidad.

Para Walmart, el uso eficiente de los combustibles fósiles también suma a sus esfuerzos para reducir su huella ambiental. La compañía aprovecha los traslados -ida y vuelta- de los camiones a los supermercados y a los centros de distribución para transportar material de reciclaje y para recoger mercancía de los proveedores. De esta forma, se reducen los viajes en vacío (sin mercadería).

Naturaleza. El origen de las materias primas también es una prioridad en la estrategia de regeneratividad. Walmart trabaja con los proveedores de sus marcas privadas para que los materiales provengan de fuentes 100% certificadas como sostenibles y que utilicen empaques 100% reciclables, compostables o reutilizables o empaques con plástico reciclado de post-consumo. Por ejemplo, las toallas de papel y las servilletas de las marcas privadas de Walmart están fabricadas con pulpa de papel 100% reciclada y el 96% de sus productos de aceite de palma provienen de fincas certificadas en producción sostenible.

Desechos. La compañía de retail también estableció una fuerte estrategia para la eliminación de las bolsas plásticas de un solo uso en el área de cajas de todos sus supermercados. Durante el 2021, sacó de circulación de 88,5 millones de bolsas plásticas, equivalente al ahorro de más de 6.800 barriles de petróleo.

El reciclaje ha sido un elemento básico en la reducción de la huella ambiental. En el 2021, la empresa recuperó más de 13.600 toneladas de materiales reciclables, logrando salvar 209.000 árboles y evitando el consumo de 107.000 barriles de petróleo.

Comunidad. La comunidad es un pilar fundamental para convertirse en una empresa regenerativa. De ahí que Walmart impulsa el crecimiento, la innovación y el desarrollo de pequeños y medianos productores agrícolas y pymes manufactureras a través de sus programas Tierra Fértil y Una Mano para Crecer, los cuales benefician a más de 9.800 familias.

La empresa también es uno de los principales patrocinadores del Banco de Alimentos de Costa Rica en apego a su política de cero desperdicio. Solo en el 2021, donó más de 3.000 toneladas de alimentos a esa institución.

En el caso de desastres naturales, Walmart brinda alimentos, implementos de protección y otros insumos a organizaciones sociales y entidades gubernamentales para atender las necesidades básicas de las personas afectadas.

Un esfuerzo colaborativo. Walmart estableció el «Proyecto Gigatón», una iniciativa global que tiene el objetivo de eliminar 1.000 millones de toneladas (una gigatonelada) de gases de efecto invernadero en sus cadenas de suministro para el año 2030. El proyecto está abierto a todos los proveedores que quieran sumarse a esta iniciativa. Hasta el momento, 179 proveedores han reportado 111 millones de toneladas métricas de emisiones evitadas.

Además, Walmart, junto a 24 empresas líderes de productos de consumo, conforman la Alianza Empresarial para la Sostenibilidad, un grupo que promueve la sostenibilidad ambiental en las cadenas de abastecimiento de la región a través de cuatro ejes: buenas prácticas ambientales, logística y transporte limpio, innovación y educación al consumidor.

La meta de Walmart es lograr que el camino que recorren los productos desde su proceso de producción, pasando por las plantas, centros de distribución y supermercados, hasta llegar al hogar de sus clientes, sea cuidadoso en la preservación de la naturaleza y, además, ayude restaurar, renovar y reponer el medio ambiente.

Deja una respuesta