Corporación retrata al ser humano responsable de que haya arroz en esa de los ticos

“Somos un país movido por nuestro arroz” este es el lema de una Campaña en redes sociales, específicamente, en el Facebook de CONARROZ y en YouTube, con la que la Corporación Arrocera Nacional, CONARROZ, destaca el valor que tiene para Costa Rica ese grano, el cual no puede faltar en la mesa de todas las familias, pero que además dinamiza la economía en zonas rurales.

Mediante 5 videos, se dignifica al productor nacional y se resalta esa labor que realiza día a día en el campo, lo que representa para ellos contribuir a la economía y alimentación de un país entero y a la vez, como pueden lidiar con la crisis actual que amenaza con dejarlos en quiebra.

Las grabaciones se llevaron a cabo en Bagaces y Cañas, zonas en cierre de una cosecha accidentada. En la primera entrega se muestra a doña Eraida Alvarado, una mujer de 60 años que ha sobrevivido a fenómenos atmosféricos, al cáncer, y a otras situaciones, pero nunca como ahora ha sentido tanto miedo de quedar sin la actividad económica que le permite velar por su familia También hay otros testimonios como el de Israel Araya, quien por causa de la “Ruta del Arroz”, debió dejar de producir y generar empleo, al tener la maquinaria detenida.

“La campaña busca ya no solo dar un número, 534 productores en riesgo de desaparecer, sino darle rostro a ese eslabón que aporta a la economía costarricense, al ser humano que si no produce no come y difícilmente pueda sacar adelante a su familia, al existir cada vez menos opciones en las zonas rurales”, señaló Fernando Araya, director ejecutivo de CONARROZ.

“Además, queremos que los costarricenses entiendan que no es solo un problema de este sector, es de un país entero que tiene como base de su dieta el arroz, un pueblo que no ve la baja en los precios, que no puede ignorar que la producción nacional podría desaparecer y quedar en manos de los importadores, eso sería muy grave; errar es de humanos, rectificar y buscar equilibrios es de valientes” agregó Araya.

«La Ruta del Arroz” no ha logrado la reducción del precio al consumidor nacional que el gobierno prometió, pero si ha tenido repercusiones rápidas en la reducción del área de siembra a nivel nacional. En el periodo 2021-2022 se llegó a sembrar un total de 35,317 hectáreas, y en el actual periodo 2022-2023 esa área de producción se reducirá a menos de 18,000 hectáreas, marcando así la caída histórica más acelerada del área de siembra de arroz en Costa Rica.

De igual forma, el número de productores arroceros pasará de 534 a 385, de un periodo a otro, dejando la actividad prácticamente en ruinas e incrementando la inseguridad alimentaria del país y agravando la situación socioeconómica en los cantones rurales, tal como lo demuestra el reciente informe del Estado de la Nación. «Esa no es la Costa Rica que queremos, ni la que se diferenciaba, aún el gobierno puede rectificar” concluyó el director ejecutivo de CONARROZ.

Deja una respuesta