Fundación pide a turistas declararle la paz a los océanos

Como es tradición, en verano las playas de todo el país concentran a la mayoría de turistas, nacionales y extranjeros. Por eso el director de For the Oceans Foundation, Jorge Serendero, ha hecho un llamado para que todas las personas cuiden el lugar que visiten.

“No dejemos basura, menos plástico, debemos depositar los desechos en los basureros y si no hay, que no lo usemos de pretexto, nos traemos la basura de vuelta al hotel o la casa”, dijo Serendero. “Es importante que los niños puedan jugar en una playa limpia, que los bañistas puedan disfrutar de las olas, que los turistas se lleven una buena impresión del país, pero sobretodo, que cuidemos la vida marina”, agregó.

El activista recordó que según la ONU, los peces y el resto de la vida marina están en peligro de desaparecer y si esto ocurre estaría en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad. Trece millones de toneladas métricas de plástico entran en el océano cada año, según diversos estudios, esto equivale a un camión de basura que tira sus desechos en el mar por minuto. Dicha realidad amenaza la vida marina y contamina las áreas costeras.

Para el 2050, se estima que la cantidad de plástico en el océano superará el volumen total de la vida marina que habita en él, pero desde ya se ven las desastrosas consecuencias, diversos animales marinos están en peligro: tortugas, aves, peces, ballenas, delfines, tiburones y lobos marinos, corren riesgo de morir por enredarse en plásticos flotantes o ingerirlos.

“Cada año mueren 100 mil mamíferos marinos y 1 millón de aves, al confundir con alimento los microplásticos, estos les obstruyen la garganta o el tracto digestivo causándoles la muerte por inanición o malnutrición. Los seres humanos también forman parte de esa lista en peligro, pues se han encontrado microplásticos en el aparato intestinal y la placenta humana, provenientes de la ingesta de productos marinos” dijo el director de For the Oceans Foundation.

Por eso, Jorge Serendero pidió a los turistas declarar la paz a los océanos y tener unas felices vacaciones sin basura y sin plástico.

Deja una respuesta